Archivo de la categoría: Bangladesh

Las sombras espirituales de Shahidul Alam

Dhaka | Shahidul Alam*

Bait Ur Rouf, la mezquita bangladesí de Dhaka donde se tomó esta fotografía, es una obra de arte. La calidad escultórica, el uso de la luz, la tranquilidad del espacio, el uso inteligente de la geometría y la ventilación natural son algunas de las características que probablemente contribuyeron a que la mezquita Bait Ur Rouf ganara el Premio Aga Khan de Arquitectura en 2016.

Para mí, el hecho de que una mujer haya donado la tierra y que su nieta la haya diseñado y construido, son aspectos también emocionantes. Es una mezquita sin minaretes. Sin aire acondicionado. No hay altar especial para el imán. La semejanza conceptual con la mezquita del Profeta, donde los rasgos sobresalientes eran relaciones de función-forma (el cuadrado y el cilindro); respeto al medio ambiente (uso de la luz natural, no uso de aire acondicionado); la limpieza (la mezquita es impecable, prácticamente sin muebles); excelencia integral (el Premio Aga Khan al diseño); la promoción de interacciones sociales justas (sin posición jerárquica para el imán), las influencias indígenas versus las extranjeras (uso de ladrillos locales sin yeso), aumenta su autenticidad.

El actual nivel de intolerancia religiosa que se da en el mundo es parte de un contexto más general de intolerancia y más específicamente, de represión de la disidencia. La “Guerra contra el Terror” y el imperialismo violento que la precedió, han provocado una gran agitación en el mundo que no es Occidental, aunque los incidentes violentos –mucho más pequeños– que actualmente se dan en Occidente, ocupen generalmente la mayor parte de la cobertura de los medios de comunicación globales. La persona promedio y las personas que viven en regiones islámicas en particular, se sienten mucho menos seguras en estos últimos tiempos. La total despreocupación por los derechos humanos, la codicia, la hipocresía flagrante y una incontestable promoción del complejo industrial militar han llevado a la crisis en la que estamos.

Los bangladeshíes promedio son temerosos de Dios, religiosos y musulmanes. No son ni fundamentalistas ni tienen tendencia a la violencia. La asociación del islam con violencia y la incapacidad de los grupos de inclinación izquierdista y secularistas para comprometerse con el islam, no solo han creado distancia, sino que también ha dificultado establecer conversaciones sobre un terreno común.

Por otra parte, el islam siempre ha sido una religión muy pragmática, y se ocupa de casi todas las facetas de la vida, desde el sexo hasta el negocio. El primer elemento urbano introducido por el Profeta en la ciudad de Medina fue la mezquita, que funcionó como un centro de desarrollo comunitario. Fue utilizado como un centro de actividades religiosas, centro de aprendizaje, como la sede del gobierno del Profeta, como lugar de bienestar y caridad, centro de detención y rehabilitación, como lugar de atención médica y de enfermería, como espacio para el ocio. Incluso se sabe que el Profeta hizo arreglos para que las mujeres durmieran en la mezquita, y para que los no musulmanes pudieran orar allí. Es esta apertura y la capacidad de llegar al otro, lo que hoy parece faltar, en la vida cotidiana y en la mezquita misma.

Comúnmente se cree que la fotografía está prohibida en el islam. Eso es absurdo ya que la fotografía sólo existe desde hace menos de dos siglos. El islam prohíbe la idolatría, pero no dice nada sobre la fotografía, ni respecto del medio que se utilice específicamente para ese propósito.

Bait Ur Rouf Mosque
Sol del atardecer que muestra las sombras largas formadas por la colocación del ladrillo de Jali, donde la luz y la ventilación se proporcionan naturalmente – Mezquita de Bait Ur Rouf, Dhaka, Bangladesh.

En mis numerosas visitas a la mezquita, por supuesto vi a la gente rezando. También vi gente (invariablemente hombres), durmiendo, comiendo y conversando. Niños corriendo. Incluso encontré una cabra un día, y luego entró un gorrión, tratando de encontrar un lugar para anidar. Mientras caminaba una tarde, viendo las sombras bailar a través de los ladrillos, me encontré con una pelota de cricket roja. Parecía encajar con el suelo de ladrillo. Era similar en color y la curva interna del cilindro complementaba su forma. No era lo que suponía. Al día siguiente, durante las oraciones de Jumma (viernes, día sagrado en el islam, día de culto público obligatorio), otra pelota de cricket, ésta, más nueva y más roja, rebotó. Supuse que surgirían quejas. No pensé que en la oración especial de la semana se tomaría a la ligera que unos niños juguetones molestaran. Me sorprendió que uno de los devotos de la primera fila, cogiera la pelota, sonriera, mirara a su alrededor y la devolviera a través de la brecha en la pared en el mehrab, que se usa para marcar el kebla, la dirección de la Kaaba en La Meca. Sentí que esta mezquita era diferente. Era un espacio abierto y expansivo, perdonador, generoso y receptivo, tal como el Profeta pretendió que fueran las mezquitas.

La idea de esta exposición fotográfica, que se celebró en la mezquita durante un solo día (8 de mayo de 2017), fue tanto para recordarle a los religiosos que el islam apoya una cultura mucho más inclusiva que se practica dentro o fuera de las mezquitas, como para hacerle ver a los secularistas que la religión fue concebida como una fuerza de cohesión social, en lugar de división. A nivel personal, también fue significativo poder acceder a la mezquita para exponer mi arte. ¿Podría uno imaginar que mil mezquitas en la ciudad de Dhaka puedan estar de pronto disponibles para todos?

Si esta exhibición tiene éxito, atraerá a personas que normalmente no entran a una mezquita, desafiará a los devotos haciéndoles cuestionar su método de adoración. Si esto ayuda a que la mezquita se convierta en el espacio de la comunidad, inclusiva, como todas las mezquitas estaban destinadas a ser, será un gran paso adelante tanto para los jóvenes y los viejos, para los hombres y para las mujeres, para creyentes y no creyentes. Pressenza IPA

*Shahidul Alam es fotógrafo, escritor, curador y activista, receptor del Shilpakala Award, el premio nacional más importante otorgado a los artistas en Bangladesh.

Fotos: Shahidul Alam

Bangladesh ocupa el primer lugar en instalaciones de energía solar en hogares

paneles-solares bangladesh

Becky Santoyo • Entre 2011 y 2013, los empleos relacionados con la energía solar se han duplicado, en un país donde sólo el 47% de la población tiene acceso a la electricidad.

Cuando hablamos de Bangladesh recordamos el trato injusto que se da a los trabajadores de textileras, donde exponen sus vidas por un salario mínimo. En este país donde existe la pobreza y la sobrepoblación, donde sólo el 47% de sus habitantes tienen acceso a la electricidad, se ha apostado a una alternativa que, a la vez, resulta una excelente fuente de ingreso: la energía solar.

De acuerdo la Agencia Internacional de las Energías Renovables —IRENA, por sus siglas en inglés—, los bangladesíes instalan 8 mil sistemas fotovoltáicos al mes, la mejor manera de contar con electricidad en un lugar sin la infraestructura suficiente. Por supuesto, estos sistemas generan empleos entre producción, instalación y mantenimiento.

Estos sistemas foltovoltáicos han sido utilizados en Bangladesh por los últimos 10 años, dando un salto impresionante durante este periodo: de 25 mil a 2.8 millones de instalaciones. Actualmente, en este país sudasiático, la energía solar genera 114 mil empleos, igualando a España, país de la Unión Europea, región líder en trabajos en el sector de las energías renovables.
Entre 2011 y 2013, el número de empleos relacionados con los paneles solares se duplicó y se espera que se incremente mucho más; en especial, considerando que la energía solar ha empoderado a las mujeres, quienes han recibido capacitación para instalar y reparar paneles solares e instalaciones eléctricas. Mientras tanto, 4 millones de bangladesíes siguen trabajando en la industria textil.

El mismo reporte de IRENA menciona que la energía solar genera 2.3 millones de empleos, de los 6.5 millones relacionados con el sector de las energías renovables a nivel mundial —en segundo lugar, con 1.5 millones, se encuentra se encuentran los biocombustibles líquidos y, en tercero, con 834 mil, la energía eólica—. China es el mayor generador de “empleos solares”, con un 70% del total.

Son buenas noticias para Bangladesh, país que marca tendencia hacia la energía solar en los hogares. Es un gran ejemplo donde la falta de recursos o de infraestructura se ve como un área de oportunidad para el desarrollo social.

Fuente: Veo Verde

Bangladesh: sangre en beneficiosas botellas

bangla 1

Tony Henderson  I Un informe llegó a la mesa de Pressenza sobre una Campaña de Grupos de Sangre en el barrio de Rasulbugh, Azimpur, Dacca, Bangladesh, el 4 de noviembre de 2014.

El informe decía que, después de reiniciar una serie de campañas sociales tras un período de descanso, el día fue muy bien ya que a la comunidad local se le ofreció el útil servicio para determinar y registrar sus tipos de sangre; muchos voluntarios humanistas participaron en las actividades del día, siempre es bueno para forjar la solidaridad y renovar amistades.

La campaña forma parte de un esfuerzo para construir una base de datos de donantes de sangre voluntarios para que las personas en peligro y que necesitan sangre para transfusiones tengan algún lugar para ir, ya que las instituciones gubernamentales no son capaces de ayudar en todos los casos y, por lo general, el dinero entra en juego en la demanda de sangre.

El humanista Nasrul Jashim dijo, “fue muy agradable porque 22 voluntarios vinieron a ayudar a las actividades. Comenzaron a partir de las 10 AM y continuaron hasta las 4:30 PM. En total, 175 personas pudieron conocer su tipo de grupo sanguíneo. Pedimos la ayuda de nuestra gente del barrio para apoyar esta campaña, y me alegra decir que 35 personas apoyaron para financiar esta actividad”.

El grupo también compró arroz, verduras y carne para cocinar junto a la zona de campaña, y al mediodía de 20 voluntarios comieron juntos. “Fue particularmente bien recibido el tener un programa tan agradable donde los nuevos y antiguos voluntarios se unieron en la actividad”, concluyó.

bangla 2

Fuente: Pressenza

El drama de los refugiados rohingya

Refugiados rohingya en Cox Bazar (Bangladesh)

El hambre amenaza a miles de desplazados en Bangladesh por la negativa del gobierno a permitir la entrega de ayuda alimentaria. Así lo denuncia la asociación Médicos de los Derechos Humanos.

Se trata de los refugiados Rohingyas, una minoría musulmana originaria de Myanmar. El gobierno de Bangladesh reconoce sólo 28 mil refugiados cuando se calcula que hay entre 200 mil y 300 mil. Bangladesh no acepta recibir ayuda alimentaria para los Rohingyas que no están registrados. Además la asociación humanitaria denuncia que los Rohingyas son víctimas de detenciones arbitrarias y desalojos.

Bangladesh pide mayor apoyo a “migrantes por el clima”

La primera ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina
La primera ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina

La primera ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina, pidió recursos internacionales para apoyar social, económica y culturalmente a los “migrantes por el clima”, que han debido abandonar sus hogares y, en ocasiones, sus países, a causa del calentamiento global. Seguir leyendo Bangladesh pide mayor apoyo a “migrantes por el clima”

Pahela Baishakh, el año nuevo bangla

El día de Pahela Baishakh (Año Nuevo Bangla) los hombres se visten con dhoti  (pantalones tipo pijama) blancos y con kurta (casaca de algodón). Dhaka (Bangladesh). Foto Olga Pardo
El día de Pahela Baishakh (Año Nuevo Bangla) los hombres se visten con dhoti (pantalones tipo pijama) blancos y con kurta (casaca de algodón). Dhaka (Bangladesh). Foto Olga Pardo

Rebeca Cubillo / El 14 de abril Bangladesh celebra su Año Nuevo, llamado “Pahela Baishakh”. Al igual que nosotros tenemos nuestra tradición de comer las uvas de la suerte durante las últimas campanadas del año para recibir el año nuevo, ¿alguna vez os habéis preguntado de qué forma lo celebran allí y de dónde procede esta tradición? Pues aquí tenéis un breve resumen.

Seguir leyendo Pahela Baishakh, el año nuevo bangla

Día Internacional de la Lengua Madre

Ekushe February. Celebración del Día de la Lengua Madre en Bangladesh
Ekushe February. Celebración del Día de la Lengua Madre en Bangladesh

Jashim Nazrul Islam / Dhaka (Bangladesh). El 21 de febrero al menos 118 países de todo el mundo observarán el Día Internacional de la Lengua Madre.

Fue en ese día histórico, hace 53 años, que se libró la batalla étnica de Bengala, en defensa de su identidad como Nación, de su lenguaje, literatura, artes, cultura, tradiciones e historia. El día del Calendario Gregoriano ha sido convertido en la nomenclatura del Bengalí como “Febrero Ekushey”, teñido de rojo, con la sangre de los hijos del sol.
Por supuesto, la defensa por preservar la lengua nativa, la cual constituye una parte esencial en la expresión, creación y diversidad del individuo, tuvo su precio, muchos nacionales fallecieron y dieron su vida por la defensa de sus derechos intelectuales, es así como el día de Ekushey, rememora la primera vez en que las calles de la capital Dhaka, se tiñeron de rojo con la sangre de los valientes que sacrificaron sus vidas por raíces y creencias. Es por ello que este día está revestido de significado, orgullo e inmortalidad en los corazones del pueblo de Bangladesh y declarado como el día Internacional de la Lengua Madre por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y las Culturas (UNESCO) en 1999, en conmemoración de los sacrificios supremos ofrecidos por los mártires.

Amar Ekushey viste de luto a la nación y se inicia el 21 de Febrero con el cántico: “Amar bhaiyer rakte rengano ekushey February”.

Traducción del inglés: María Alejandra López G.