Dramático deterioro de las condiciones de los solicitantes de asilo en Lesbos

Atenas / Médicos sin Fronteras (MSF) ha hecho público el pasado mes de julio un nuevo informe en el que destaca el drástico deterioro de la protección y la atención de las personas vulnerables en Lesbos. Se trata de personas llegaron a la isla griega huyendo de la violencia y de guerras como la de Siria, Irak, Afganistán.

“Personas vulnerables están quedando al margen debido a las grietas del sistema y no están siendo identificadas y atendidas adecuadamente”, denuncia Emilie Rouvroy, coordinadora general de MSF en Grecia.

El informe, con el título ‘Deterioro dramático de los solicitantes de asilo en Lesbos’, se basa en datos médicos de MSF y en los testimonios de los pacientes. El documento describe los recientes y radicales recortes en la prestación de servicios de salud en la isla; recortes que también han venido acompañados de una reducción de la asistencia jurídica así como del cierre de refugios y de otros servicios esenciales.

“Cuatro veces más personas han llegado a las islas entre abril y junio, mientras que la capacidad de los actores médicos para identificar a las personas vulnerables se ha reducido drásticamente”, explica Rouvroy. Ante esta situación, MSF demanda la ampliación de la atención médica en las islas del Egeo.

Los datos revelan la vulnerabilidad real de los solicitantes de asilo en Lesbos:

  • El 80 por ciento de las evaluaciones de salud mental realizadas por MSF cumplen los criterios de gravedad de la organización.
  • Dos de cada tres pacientes de salud mental de MSF han sido víctimas de la violencia antes de llegar a Grecia.
  • Uno de cada cinco ha sufrido torturas.
  • Aproximadamente la mitad de las mujeres a las que MSF ha realizado exámenes ginecológicos han sido víctimas de violencia sexual.

Los recién llegados son ubicados en el campo de Moria donde están expuestos a altas temperaturas. Las personas retenidas están y se sienten abandonadas, el clima de tensión es elevado y tienen lugar sucesos esporádicos de violencia. “Sus condiciones de vida son difíciles y viven hacinadas. Al complicado sistema legal y al intenso sufrimiento personal se suman la honda sensación de pérdida del hogar, la familia y los amigos, y la violencia que muchos refugiados han padecido durante el viaje”, expone Louise Roland-Gosselin, responsable de Incidencia Política de MSF en Grecia. “Están sonando todas las alarmas”, alerta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s