La Caravana a Grecia finaliza con una protesta ante la embajada española en Atentas

  • Medio millar de personas expresa así su “repulsa a las políticas de migración y asilo” y su “decepción” ante la negativa del cónsul de recibirlos
  • Algunos de los asistentes han quemado supuestos pasaportes españoles al grito de “¡Yo no quiero pertenecer a esta Europa!”

La Caravana a Grecia, una iniciativa que partió el pasado 15 de julio de España para denunciar la cruda realidad que viven a diario los miles de refugiados que llegan a las fronteras europeas, puso este sábado punto y final a diez días de viaje por diferentes ciudades del Viejo Continente con una manifestación ante la Embajada de España en Atenas (Grecia).

A la marcha, de poco menos de un kilómetro de recorrido, acudió medio millar de personas con el objetivo de expresar su “repulsa a las políticas de migración y asilo” del Ejecutivo dirigido por Mariano Rajoy y para mostrar su “decepción” con la “actitud de desprecio” del cónsul Juan Sáenz de Heredia que, según denuncian en el comunicado, se negó a recibirles en las instalaciones diplomáticas el pasado viernes.

El recorrido transcurrió entre gritos como “¡Abre la embajada!” o “¡Yo no quiero pertenecer a esta Europa!” En este sentido, han llevado a cabo durante la marcha una acción simbólica rompiendo y quemando decenas de supuestos pasaportes españoles ante la atenta mirada de los turistas. “Ha tenido el mismo carácter pacífico con el que se han desarrollado todos los actos, visitas y acciones llevadas a cabo por la Caravana en su estancia en Grecia”, sostienen en el comunicado.

El acto finalizó frente a la Embajada de España, en las cercanías del Acrópolis, con una performance con cuerpos cubiertos con sábanas en el suelo y marcas de manos rojas, ensangrentadas. En ese momento, los asistentes han empezado a gritar “¡Las políticas de la Unión Europea matan!”.

Caravana a Grecia. Abriendo fronteras
es un proyecto respaldado por casi una veintena de asociaciones y ONG de toda España que durante los últimos diez días ha protestado en ciudades como Milán, Tesalónica y Atenas y ha visitado y comprobado las condiciones en las que se encuentran los refugiados en diferentes campos griegos.

Fuente: Infolibre

Petición en Change.org: Que el Gobierno español active los visados humanitarios para las personas refugiadas

Colectivos piden en España liberación de diputada argentina del Parlasur

Decenas de personas se concentraron el pasado 22 de julio ante la embajada de Argentina en España como protesta por la detención “sin base legal” de la diputada argentina kirchnerista del Parlamento del Mercosur (Parlasur) Milagro Sala y exigieron su libertad.

Distintos colectivos presentaron una carta, leída por el actor argentino y portavoz de la concentración, Alberto Ammann, en la que denuncian la “campaña de represión violenta” contra Tupac Amaru, una organización social de la provincia argentina de Jujuy de la que la diputada es líder.

Sala, que fue elegida como representante ante el Parlasur en las elecciones generales de octubre de 2015, permanece detenida desde el pasado 16 de enero, acusada de un presunto delito de defraudación a la administración pública, extorsión y asociación ilícita.

La líder de Tupac Amaru ingresó en prisión inicialmente por un delito de incitación al tumulto por una protesta contra el gobernador de la provincia de Jujuy, que posteriormente fue desestimado por la Justicia, pero permanece detenida por el resto de cargos.

“Pedimos que se siga la legalidad. Hay una campaña de desprestigio basada en cosas que no están probadas. Estamos pidiendo que, en todo caso, si hay algún indicio de irregularidad, se den los pasos normales y legales para enjuiciar a cualquier persona, se garantice la posibilidad de defenderse y la presunción de inocencia”, dijo Ammann en declaraciones a Efe.

El marido de la diputada, Raúl Noro, se presentó el pasado 14 de julio en los tribunales de forma voluntaria y fue detenido por supuesto fraude a la administración pública y extorsión.

“Ya son 11 ‘tupaqueros’ detenidos, todos ellos -sin duda- presos políticos. La situación de Jujuy es la de una dictadura: abuso policial, linchamientos mediáticos, jueces arbitrarios, abogados defensores acosados, decisiones anticonstitucionales por parte de los principales líderes políticos”, expone la carta.

Ammann explicó que la situación se ha vuelto “más violenta y más difícil de entender” tras la llegada a la presidencia argentina de Mauricio Macri.

“Recuerda a épocas de la dictadura argentina, y eso es lo que nos preocupa mucho”, concluyó.

Entre los firmantes de esta carta se encuentran las organizaciones Mundo sin Guerras y sin Violencia, el Partido Humanista, Me Declaro en Paz, Humanistas por la Renta Básica Universal, Convergencia de las Culturas, o el Observatorio Hispano Argentino. / EFE

2015: El Año Más Peligroso Para Los Activistas Ambientales

El 2 de marzo de 2016, hombres armados entraron a la casa de Berta Cáceres, Premio Goldman de Medio Ambiente, y la asesinaron a balazos; frente a este panorama, Global Witness exigió a los gobiernos monitorear las áreas en donde la violencia contra los activistas ambientales sea alta.

El 2015 fue el peor año para los activistas ambientales: en total, hubo 185 muertes, 69 más que en 2014, de acuerdo con un informe publicado por Global Witness.

En el documento se especifica que cerca del 40 % de las víctimas son de origen indígena; por tal motivo, es entendible que la región en donde se registró el mayor número de decesos fue en América Latina (66 %). Con 50 asesinatos contabilizados, Brasil fue el país con mayor número de bajas humanas, seguido de Filipinas (33), Colombia (26), Perú (12) y Nicaragua (12).

En el periodo que comprende de 2010 a 2015, la ONG documentó 753 asesinatos. Brasil, Honduras y Colombia son las naciones que acaparan el mayor número de crímenes de esta índole. Por su parte, el periódico El País explicó que la causa por la que más matan a los ecologistas es aquella que incumbe a la industria minera, ya que 42 personas murieron en la lucha por impedir que las transnacionales contaminen y exploten los subsuelos de las zonas protegidas o que son consideradas sagradas. Sin embargo, la agroindustria contó con 20 decesos, el sector hidroeléctrico 15 y la caza furtiva 13.

El panorama parece ser el mismo para el 2016. El 2 de marzo, en Honduras, unos hombres armados entraron a la residencia de la activista Berta Cáceres y la asesinaron, pese a que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos había ordenado su protección policial. Ella era una reconocida activista que militaba por la protección del medio ambiente y los derechos humanos de los pueblos originarios, lo que la llevó a recibir el Premio Goldman de Medio Ambiente. 12 días después de la tragedia, Nelson García, uno de sus compañeros, también murió porque recibió un tiro en la cara.

Frente a este entorno de muerte e impunidad, Global Witness propuso una serie de recomendaciones para disminuir los niveles de homicidios en los gobiernos en donde se registró un mayor número de casos. Entre las más destacadas, se encuentran:

  1. Cumplir con lo pactado en 2011 en la Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los defensores de los derechos humanos, acerca de reconocer públicamente la importancia de la labor que realizan los que cuidan de la Tierra y el medio ambiente; para así adoptar medidas que respeten, protejan y reivindiquen sus derechos.
  2. Revisar los proyectos polémicos en áreas donde la violencia contra ecologistas sea alta; asimismo, suspender o cancelar las operaciones cuando haya indicios de actividades ilegales o se incumplan las normativas ambientales o los procedimientos de consulta.
  3. Ofrecer a las víctimas y comunidades locales reparación e indemnización de daño para remediar y compensar cualquier repercusión directa o indirecta de los abusos de los derechos humanos.
  4. Dejar de criminalizar y denigrar la labor de los activistas ambientales para que hagan sus actividades libremente y en paz; ya sea por medio de políticas públicas, legislaciones efectivas y un gobierno transparente con las operaciones que impacten los ecosistemas y sus habitantes.

Fuente: Antes de Eva

Con uno de cada 113 seres humanos afectados, el desplazamiento forzoso bate su cifra récord

El conflicto y la persecución provocaron que el desplazamiento forzado aumentase considerablemente en 2015, alcanzando el mayor nivel jamás registrado y provocando un sufrimiento humano tremendo, de acuerdo con el informe presentado por ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados.

El informe anual de ACNUR Tendencias Globales, que analiza el desplazamiento forzado en todo el mundo basándose en datos de gobiernos, agencias socias, incluyendo el Observatorio sobre Desplazamiento Interno y en los datos de la propia organización, arrojaba que 65,3 millones de personas se encontraban desplazadas a finales de 2015, en comparación con los 59,5 millones sólo 12 meses antes. Esta es la primera vez que se supera el umbral de los 60 millones.

65,3 millones de personas
se encontraban desplazadas a finales de 2015

El total de 65,3 millones comprende los 3,2 millones de personas en países industrializados que a finales de 2015 esperaban una resolución sobre sus solicitudes de asilo (el mayor número global registrado por ACNUR), los 21,3 millones de refugiados en todo el mundo (1,8 millones más que en 2014, y la cifra de refugiados más alta desde principios de los 90), y los 40,8 millones de personas que se habían visto forzadas a huir de sus hogares, pero que permanecían dentro de las fronteras de sus propios países (un incremento de 2,6 millones respecto a 2014, y el mayor número registrado).

Comparadas con los 7.349 millones de habitantes de la Tierra, estas cifras muestran que 1 de cada 113 personas en el mundo es actualmente solicitante de asilo, desplazada interna o refugiada –un nivel de riesgo del que ACNUR no tiene precedentes. En total, el número de desplazados forzosos hoy es mayor que la población de países como Reino Unido, Francia o Italia.

El desplazamiento forzado ha ido en aumento en la mayoría de las regiones, por lo menos, desde la mitad de la década de los 90, pero en los últimos cinco años el ritmo de ascenso ha incrementado. Esto es debido principalmente a tres motivos: las situaciones que provocan los grandes flujos de refugiados están durando más (por ejemplo, los conflictos en Somalia o Afganistán están ahora en su tercera y cuarta década, respectivamente); con frecuencia surgen nuevos conflictos o se reactivan otros ya existentes (hoy el mayor es Siria, pero también en los últimos cinco años Sudán del Sur, Yemen, Burundi, Ucrania, República Centroafricana, etc.), y el ritmo al que se han encontrado soluciones para refugiados y desplazados internos ha mostrado una tendencia a la baja desde el final de la Guerra Fría. Tan solo hace 10 años, a finales de 2005, ACNUR registraba una media de 6 personas desplazadas cada minuto. Hoy el número es de 24 por minuto – casi el doble de la frecuencia habitual con la que un adulto respira.

“Cada vez hay más gente desplazada por la guerra y la persecución, y esto ya es preocupante, pero los factores que ponen en peligro a los refugiados también se están multiplicando”, dijo el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi. “En el mar, un número escalofriante de refugiados e inmigrantes están muriendo cada año; en tierra, las personas que huyen de la guerra están encontrando su camino bloqueado por fronteras cerradas. Las políticas están gravitando hacia posturas contrarias al asilo en algunos países. La voluntad de las naciones para trabajar unidas, no sólo por los refugiados sino en pos del interés colectivo de la humanidad, se está poniendo a prueba hoy, y es precisamente este espíritu de unidad lo que se necesita con urgencia que prevalezca”, añadió Grandi.

3 países generan la mitad de los refugiados del mundo…

Entre los países analizados por el informe Tendencias Globales, algunos destacan: Siria con 4,9 millones, Afganistán con 2,7 millones y Somalia con 1,1 millones, en total sumaron más de la mitad de los refugiados bajo el mandato de ACNUR en todo el mundo. Por otro lado, Colombia con 6,9 millones, Siria con 6,6 millones e Irak con 4,4 millones, registraron las mayores cifras de desplazados internos. Yemen fue el mayor generador de nuevos desplazados internos en 2015, con 2,5 millones de personas, lo que equivaldría a un 9 por ciento de su población.

… Y la mayoría están en el Sur

La lucha de Europa por gestionar más de un millón de refugiados e inmigrantes que llegaron por Mediterráneo acaparó la atención de muchos en 2015, sin embargo, el informe muestra que la inmensa mayoría de los refugiados en el mundo estaban en otras zonas. En total, el 86 por ciento de los refugiados bajo el amparo de ACNUR en 2015 estaban en países de rentas bajas y medias, próximos a zonas de conflicto. Esta cifra sube a más del 90 por ciento del número total de refugiados en el mundo si se incluye a los refugiados palestinos bajo la responsabilidad de la organización hermana de ACNUR, la UNRWA. A nivel mundial, Turquía fue el mayor país de acogida con 2,5 millones de refugiados mientras que El Líbano acogió a más refugiados en comparación con su población que ningún otro país (183 refugiados por cada 1.000 habitantes). En relación al tamaño de su economía, la República Democrática del Congo fue el país que más acogió (471 refugiados por cada dólar de PIB per cápita, medidos en términos de paridad del poder adquisitivo).

Las solicitudes de asilo aumentan

Entre los países industrializados, 2015 fue también un año récord en nuevas solicitudes de asilo, con dos millones de peticiones (que hacen que el número de casos pendientes de resolución a finales de año lleguen a 3,2 millones). Alemania recibió más solicitudes de asilo que ningún otro país (441.900), reflejando ampliamente su disposición para recibir a las personas que huían a Europa a través del Mediterráneo. Estados Unidos tuvo el segundo mayor número de peticiones de asilo (172.700), muchas de ellas de personas que huían de la violencia de las pandillas en Centroamérica. Asimismo, se observaron cifras importantes de solicitudes en Suecia (156.000) y Rusia (152.500).

Alrededor de la mitad de los refugiados en todo el mundo son niños

Los niños y niñas constituyeron el 51% de los refugiados en todo el mundo en 2015, de acuerdo con los datos que ACNUR ha podido recabar (los autores del informe no han podido acceder a la totalidad de los datos demográficos). Es alarmante ver que muchos eran menores separados de sus padres o que viajaban solos. En total, se presentaron 98.400 solicitudes de asilo por parte de menores no acompañados o separados de sus familias. Es la cantidad total más alta registrada por ACNUR y un trágico reflejo de cómo el desplazamiento forzado global está afectando de manera desproporcionada las vidas de los jóvenes.

No pueden volver a casa

Mientras las cifras de desplazamiento global han sido más altas que nunca, el número de personas que pudieron retornar a sus hogares o encontrar otra solución (integración local en un país de primera acogida, o reasentamiento en otro) fue bajo. 201.400 refugiados pudieron regresar a sus países de origen en 2015 (la mayoría a Afganistán, Sudán y Somalia). Esta cifra fue superior a la de 2014 (126.800), pero es todavía sustancialmente baja comparada con los picos registrados a principios de los 90. Alrededor de 107.100 refugiados fueron admitidos para su reasentamiento en 30 países en 2015, representando tan sólo el 0,66 % de los refugiados bajo el mandato de ACNUR (en comparación, 26 países admitieron 105.200 refugiados para su reasentamiento en 2014, representando un 0,73% de la población refugiada bajo el amparo de ACNUR). Al menos 32.000 refugiados obtuvieron la nacionalidad a lo largo del año, la mayoría en Canadá, y en menor número en Francia, Bélgica, Austria y otros países.

La situación del desplazamiento en 2016 por regiones (de mayor a menor):

1. Oriente Medio y Norte de África

La guerra de Siria continuó siendo a nivel mundial la principal causa de desplazamiento y del sufrimiento que conlleva, que a finales de 2015 había conducido al menos a 4,9 millones de personas al exilio como refugiados, y había desplazado a 6,6 millones internamente, afectando casi a la mitad de la población de Siria antes de la guerra. El conflicto en Irak había desplazado a finales de año a 4,4 millones de personas internamente y generado casi un cuarto de millón de refugiados. La guerra civil en Yemen, que comenzó en 2015, contabilizaba a finales de diciembre 2,5 millones de desplazados; más nuevos desplazados que cualquier otro conflicto en el mundo. Incluyendo los 5,2 millones de palestinos refugiados bajo el mandato de la UNRWA, entorno a medio millón de libios forzados a huir de sus hogares y que permanecen en el país, más otros afectados por situaciones de menor envergadura, la región de Oriente Medio y Norte de África sumó más desplazamiento que ninguna otra.

2. África Subsahariana

La región del África Subsahariana tuvo las mayores cifras de desplazamiento en 2015 tras Oriente Medio y Norte de África. El recrudecimiento del conflicto en Sudán del Sur en 2015, así como en la República Centroafricana y Somalia, sumados a nuevos o continuados desplazamientos masivos dentro o desde países como Nigeria, Burundi, Sudán, República Democrática del Congo, Mozambique y otros, generaron en total 18,4 millones de refugiados y desplazados internos, según datos de finales de año. Mientras tanto, África Subsahariana acogió a unos 4,4 millones de refugiados en total, más que ninguna otra región. Cinco de los 10 principales países de acogida de refugiados eran africanos, encabezados por Etiopía, seguida de Kenia, Uganda, República Democrática del Congo y Chad.

3. Asia y Pacífico

La región de Asia y Pacífico tenía al menos uno de cada seis refugiados y desplazados internos en todo el mundo en 2015, convirtiéndose en la tercera región del mundo con mayor desplazamiento. Uno de cada seis refugiados bajo el mandato de ACNUR procedían de Afganistán (2,7 millones de personas), donde casi 1,2 millones de personas eran desplazadas internas. Myanmar fue el segundo país de origen de refugiados y desplazados internos de la región (451.800 y 451.000 respectivamente). Pakistán (1,5 millones) y la República Islámica de Irán (979.000) permanecen entre los principales países de acogida de refugiados en el mundo.

4. América

Un número creciente de personas que huyen de las maras y pandillas así como otro tipo de violencia en Centroamérica, contribuyeron a elevar hasta un 17% el desplazamiento en la región. Los refugiados y solicitantes de asilo procedentes de El Salvador, Guatemala y Honduras sumaron un total de 109.800 personas, la mayoría alcanzando México y Estados Unidos, quintuplicando las cifras en los últimos tres años. Colombia, con una crisis prolongada, continuó siendo el mayor país en desplazamiento interno (6,9 millones).

5. Europa

La situación en Ucrania, la proximidad de Europa a Siria e Irak, sumada a la llegada de más de un millón de refugiados e inmigrantes por el Mediterráneo, la mayoría procedentes de los 10 principales países de origen de refugiados, dominaron el escenario del desplazamiento en la región en 2015. En total, los países europeos generaron alrededor de 593.000 refugiados –en su mayoría desde Ucrania, y acogieron 4,4 millones, 2,5 millones de ellos en Turquía. Las cifras proporcionadas por el gobierno de Ucrania contabilizaron 1,6 millones de desplazados ucranianos dentro del país. El informe Tendencias Globales refleja que hubo 441.900 solicitudes de asilo en Alemania, donde la población refugiada aumentó en un 46% comparada con las cifras de l en 2014, con 316.000 personas.

Entrevistas Imaginarias: Sócrates

Silvia Swinden • Las Entrevistas Imaginarias a los grandes humanistas de la historia son un intento por recuperar algunas de las contribuciones que hicieron para aportar a los grandes cambios que son necesarios hoy en día, para volver al mundo un lugar más humanizado y no violento. No tienen pretensiones de precisión histórica, pero sí se espera que las personas se sientan inspiradas para investigar más profundamente acerca de la manera de pensar de estas figuras.

Hoy, Sócrates

Aunque es un Sócrates pequeño, con cara de piedra y pálido, viene a la entrevista con su reputación de ser uno de los más importantes fundadores de la filosofía occidental aún intacta.

Pregunta: Vivimos en una época en la que se le imponen fuertes contradicciones a la gente, por lo que a veces es muy difícil pensar, sentir y actuar en la misma dirección. ¿Qué piensas acerca de esta incoherencia, que muchos ya aceptan como algo normal? ¿Una especie de normalización de la contradicción?

Sócrates: Para mí, sería mejor que una multitud de personas estuvieran en desacuerdo conmigo a que yo, siendo solo uno, no estuviera en armonía conmigo mismo.

P: ¿Piensas que la dirección de vida que la gente elige pueda afectar a sus posibilidades de trascender?

S: El que ha vivido como un verdadero filósofo tiene motivos para estar de buen ánimo cuando está por morir, pues puede tener la esperanza de que después de la muerte recibirá el mayor bien del otro mundo.

P: Vemos que los políticos y la gente que piensa que este sistema violento y deshumanizante es el único posible les dicen espantosas mentiras a la gente. ¿Qué puedes decir sobre las consecuencias de estas acciones que recaen no solo en la gente a la que se le miente, sino que también en los que orquestan este escenario de ilusiones?

S: Las palabras falsas no solo son malvadas en sí mismas; también infectan el alma con maldad. No hablar correctamente no es solo dañino en sí mismo; también permite que el mal se meta en el alma.

P: Cuando escuchaste que el Oráculo de Delfos le dijo a uno de tus amigos que tú eres el hombre más sabio de Atenas, tu respuesta fue entrevistar a aquellos que eran considerados sabios, para demostrar que el oráculo estaba equivocado. Descubriste que ellos creían saber mucho, pero sabían muy poco. Entonces, admitiste que era posible que tú fueras el más sabio, porque solo tú estabas preparado para admitir tu propia ignorancia. ¿Cómo relacionas la sabiduría a la ética?

S: Yo no sé nada, excepto lo suficiente para comprender cuando un hombre sabio me da un buen argumento, y recibirlo de manera justa. Sé poco del mundo de aquí abajo, y no supongo saber nada, pero lo que sí sé es que ser injusto y desobedecer a algo mejor que uno mismo, sea un dios o un hombre, es malvado y deshonroso. Nunca le tendré miedo ni evitaré un bien posible prefiriendo un mal seguro.

P: Se te ha acusado de ser impío y corromper a la juventud con tus preguntas filosóficas. A los que cuestionan la injusticia y la violencia, y se dan cuenta de que las nuevas generaciones están listas para elegir una dirección más humanizadora, se les suele hacer estas acusaciones. ¿Vale la pena correr ese riesgo?

S: Ya sea que no los corrompa o que los corrompa sin intención, la acusación es falsa. Si mi ofensa no es intencional, no está penada por la ley; debieran habérseme acercado en privado, haberme advertido y amonestado, porque si me hubieran dado mejor consejo habría dejado de hacer lo que hacía sin intención, sin duda. Sin embargo, odiaban conversar conmigo y enseñarme. Así que me trajeron a esta corte, que no es un lugar para instruir sino que para castigar. Algunos dirán: ¿no te arrepientes, Sócrates, de este modo de vida, que probablemente te llevará a morir antes de tiempo? A éstos les responderé, con justicia: Ahí se equivocan. Un hombre que es bueno en algo no debe calcular si haciéndolo tendrá más posibilidades de vivir o de morir; sólo debe considerar si sus actos hacen el bien o el mal, si está jugando el papel de un hombre bueno o malo… cualquiera sea su lugar, si lo ha elegido él mismo, o si se lo ordenó un comandante. Y allí debe permanecer en los momentos de peligro, sin pensar en la muerte, ni en nada que no sea el honor.

Yo no hago nada más que ir por ahí convenciéndolos a todos ustedes, viejos y jóvenes, de que no le den importancia a sus personas y propiedades, sino que a mejorar su alma todo lo que puedan. Les digo que el dinero no da virtud, pero que la virtud trae dinero y todos los demás bienes del hombre, públicos y privados. Ésta es mi enseñanza, y si ésta es la doctrina que corrompe a la juventud, entonces soy un malhechor.

P: Tú cuestionaste la noción colectiva de que “lo correcto se logra por la fuerza”. Platón te llamó “el moscardón” del estado (por que los moscardones pican a los caballos y los hacen correr, como lo hiciste tú con varios atenienses). Haz irritado a algunas personas con tus conversaciones de justicia y perseguir el bien. Esto te ha traído muchos problemas, ¿ha valido la pena?

S: Alguien dirá: Sí, Sócrates, pero ¿no puedes aguantarte de hablar? Quizás más adelante vayas a una ciudad extranjera. ¿Crees que nadie te detendrá ahí? Me cuesta mucho hacerles comprender mi respuesta a esta pregunta, porque si les digo que callar sería desobedecer una orden divina, no creerían que lo digo seriamente, y si digo que el mayor bien de un hombre es conversar cada día sobre la virtud, y sobre todo lo que hablo con otras personas cuando me examino a mí mismo y a los demás, y que una vida que no se examina no es una vida que valga la pena, entonces me creerían mucho menos que hablo en serio.

Ustedes piensan que pueden evadir las acusaciones que critican sus vidas asesinando a los hombres que los acusan, pero están equivocados; esa no es una manera honorable de escapar. La manera más fácil y noble no es aplastar a los demás, sino mejorarse a sí mismos.

P: Se sabe que te inspira un dæmon (o daimon), una especie de “oráculo interno” o voz guía que te advierte que ciertas acciones o eventos causarían desastres, pero que no te obliga a seguir su consejo. Este guía interno, sin embargo, se mantuvo en silencio durante tu juicio, lo que tú interpretaste como que aceptar la posibilidad de morir es más importante que renunciar a tus convicciones. ¿De ahí viene tu fuerza?

S: Preferiría morir hablando a mi manera, que hablar a la manera de ustedes para sobrevivir. El favor de los dioses me ha dado un regalo maravilloso, que nunca me ha abandonado, desde la infancia. Es una voz, que cuando se hace oír, me insta a no hacer lo que estaba a punto de hacer, y me recomienda no continuar. (1)

Tenerle miedo a la muerte es sólo creer que uno es sabio cuando no lo es, y tener la fantasía de que uno sabe lo que no sabe. De hecho, nadie conoce la muerte, nadie nos puede contar cómo es. Podría ser el mayor beneficio que recibe un hombre, y aun así los hombres le temen, como si supieran con seguridad que es el mayor de los males.

P: ¿Qué piensas sobre el deseo, los deseos del cuerpo, y cómo afectan a la persona y al mundo?

S: … ¿de dónde vienen las guerras, y las peleas, y los bandos? ¿De dónde sino de los impulsos del cuerpo? Porque las guerras ocurren por amor al dinero, y se debe adquirir dinero a causa y al servicio del cuerpo. Como consecuencia de esto, se pierde el tiempo que debiera pasarse haciendo filosofía.

Los hombres malos viven para comer y beber, en tanto los hombres buenos comen y beben para poder vivir. A menudo, al mirar una pila de cosas a la venta, me digo: “¡cuántas cosas que no necesito!”

P: ¿Tienes un punto de vista sobre la espiritualidad, en general?

S: Creo que los que crearon los misterios se referían a algo real, que no estaban diciendo necedades cuando dijeron que los que pasan al otro mundo sin iniciarse ni santificarse vivirán en el barro, pero que los que llegan iniciados y purificados vivirán entre los dioses. Pues “muchos sostienen tirsos, pero son pocos los místicos”, como se dice en los misterios. Creo que esos pocos son los verdaderos filósofos.

P: Sueles decir que dos mujeres influyeron mucho en ti, aparte de tu madre: Diotima, una bruja y sacerdotisa de la que aprendiste acerca del amor, y Aspasia, la maestra de Pericles, que te enseñó el arte de la retórica. ¿Crees que ya es tiempo de promover la igualdad en la educación?

S: Si las mujeres realizarán las mismas actividades que los hombres, se les debe enseñar las mismas cosas.

P: ¿Algunas palabras finales de sabiduría para el público de Pressenza?

S: … ¡el verdadero discípulo de la filosofía suele ser mal comprendido por las demás personas!

Fuente: Pressenza