Arabia Saudita prohíbe los sindicatos y viola todas las normas internacionales del trabajo

Un nuevo informe de la Confederación Sindical Internacional sobre los derechos de los trabajadores y trabajadoras en Arabia Saudita ha puesto de manifiesto alarmantes niveles de trabajo infantil, discriminación y trabajo forzoso.

El informe, que será entregado para la revisión de las políticas comerciales del reino del Golfo por parte de la Organización Mundial del Comercio (OMC) el 25 de enero, reveló que Arabia Saudita viola todas las normas fundamentales del trabajo.

Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI, señaló que no hay un solo sindicato en Arabia Saudita, ya que la ley no permite su existencia.

“Solamente se permite a los trabajadores organizar los denominados ‘comités de trabajadores’, que deben incluir la participación del Gobierno y del empleador. Los sindicatos, la negociación colectiva, la huelga, e inclusive las manifestaciones públicas, están prohibidos”.

“A pesar de la prohibición de la huelga, tienen lugar algunas huelgas no autorizadas. En octubre del año pasado, 16 trabajadores chinos fueron detenidos por participar en una huelga en la que participaron por lo menos 100 trabajadores chinos en un proyecto de construcción de vías férreas. Los huelguistas exigían un aumento salarial y mejores condiciones de vida y trabajo“, indicó Sharan Burrow.

Asimismo, el informe encontró que la ley también discrimina abiertamente a las mujeres, y que en muchos casos, las mujeres necesitan el permiso de su “tutor” para poder ser contratadas. Las mujeres que trabajan ganan un 84% menos que los hombres efectuando trabajos similares.

Sin embargo, son los 8,3 millones de trabajadores migrantes del país, en especial el 1,5 millón de trabajadoras del hogar quienes padecen la peor parte de los abusos y violaciones, ya que muchas trabajan en condiciones análogas a la esclavitud. Las trabajadoras del hogar provienen principalmente de Nepal, Indonesia y Filipinas.

A principios de este mes, una trabajadora del hogar de Nepal fue finalmente liberada tras haber sido tomada como rehén durante 21 meses por su empleador saudita. La trabajadora estuvo encerrada, alimentada únicamente con una rebanada de pan al día y fue torturada tras tratar de huir.

“Miles de trabajadores y trabajadoras migrantes son víctimas de torturas, trabajan largas jornadas, viven en condiciones de confinamiento y, en general, se ven privados de sus libertades fundamentales. Una y otra vez, las autoridades sauditas han omitido abordar el problema y reparar los abusos extremos, que permanecen en la impunidad”, afirmó Sharan Burrow.

“La riqueza y nivel de vida de Arabia Saudita se cimentan sobre las espaldas de los trabajadores y trabajadoras que padecen los golpes y torturas que ya son costumbre, y a quienes se les niegan sus libertades fundamentales. Es hora de sanear la economía de Arabia Saudita y dar a todos los trabajadores y trabajadoras el derecho a organizarse, a negociar colectivamente y de huelga”, señaló Sharan Burrow.

El Examen por el Consejo General de la OMC de las Políticas Comerciales de Arabia Saudita se llevará a cabo en Ginebra, los días 25 y 27 de enero. La OMC se ha comprometido a respetar internacionalmente las normas fundamentales del trabajo.

Fuente: Confederación Sindical Internacional

Anuncios