Atenas indignada

Manifestantes en la Plaza Sintagma

El movimiento de los indignados llegó a Grecia con el nombre de #greekrevolution, usado en Facebook. Las protestas han convergido en la plaza Sintagma (Constitución) de Atenas, a la que llegaron unas 30.000 personas. Iniciativas similares se produjeron en muchas ciudades de Grecia. Cinco mil indingados se reunieron ante la Torre Blanca en Tesalónica.

Pressenza / La indignación de los ‘desesperados’ —nombre que han adoptado— se fundamenta en las medidas de austeridad adoptadas por el Gobierno.

La movilización sigue el modelo de los ‘indignados’ de las plazas españolas, comenzando a las 18:00 horas frente del Parlamento con gritos de: “¡Que se vayan!, ¡que se vayan!” por parte de los manifestantes, que concurrieron con camisas blancas.

Los silbatos y tambores acompañaban las consignas de “¡ladrones!, ¡ladrones!”, seguidas por la entonación del himno nacional.

Es la primera vez que una iniciativa apartidista convocada por internet reúne a tantas personas, después que la crisis económica haya llevado al país al borde de la quiebra. Ayer la Comisaria europea de Pesca, Maria Damanaki, reconocía que la salida de Grecia del euro está en discusión y amenaza con la vuelta al dracma si no se aceptan los recortes que se le impondrían a Grecia.

Las imágenes de la manifestación en Atenas se transmiten en directo por la web del canal Star star.gr, mientras protestas similares se registran en Salónica y Patras.

Entre los manifestante puede verse una pancarta escrita en castellano y con los colores de la bandera española: “Estamos despiertos ¿Qué hora es? Ya es hora de que se vayan”.

Los manifestantes piden que los parlamentarios se acerquen a las ventanas del Parlamento, mientras gritan “¡vergüenza!”.

Otra pancarta lleva como lema unos versos del escritor Nikos Kazantzakis: “No creo en nada, no espero nada. Soy libre”. Protesta pacífica.

La policía sigue las protestas sin intervenir y, de momento, no se han registrado actos de violencia.

La protesta se produce el mismo día que ha llegado a Atenas un equipo de expertos de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para examinar el nuevo programa de privatizaciones y medidas de austeridad con el que Grecia pretende reducir su déficit y sortear la quiebra.

Los inspectores mantuvieron una reunión con el ministro griego de Finanzas, Yorgos Papaconstantínu, para revisar el programa de privatizaciones y reestructuración de activos estatales con el que se busca recaudar 50.000 millones de euros hasta 2015 y reducir en 20 puntos la deuda, que alcanza ya el 153 % del Producto Interior Bruto (PIB).

Los expertos también revisarán hasta el 6 de junio las medidas de austeridad, por 28.000 millones de euros, que incluyen mayores recortes de pensiones y jubilaciones, más impuestos y la fusión o el cierre de diversos organismos estatales para reducir la burocracia en una cuarta parte en relación a 2009.

Protestas sindicales por privatizaciones

Los empleados de empresas estatales reaccionaron ayer contra los planes de ventas que afectan a sus puestos de trabajo. La ola de privatizaciones que afectará al Banco de Correos griego, a la Autoridad del Puerto del Piero (OLP) y los de la empresa de telecomunicaciones OTE protestaron ayer, según informa Ekathimerini.

La indignación ha llegado a Grecia.

Anuncios