SOS la Tierra, SOS nosotros

Ewelina Idziak/ Temperatura, nubosidad o precipitaciones son algunos de los parametros climáticos cuyos cambios podemos observar hoy. Calentamiento mundial, cambios de temperatura, intensas lluvias globales o inesperados huracanes son noticias diarias que demuestran el cambio climático. La modificación del clima, provocada tanto por las causas naturales como por antropógenicas es un fenómeno histórico, pero nunca antes el clima ha cambiado tan rápido en un tiempo tan corto como ahora. Y nunca antes dependía tanto de los seres humanos.

En otras épocas, cuando la gente no generaba tanta contaminación, los cambios climáticos eran provocados más por impactos de meteoritos o por el campo magnético terrestre o la emisión de radiaciones solares. Hoy en día la mayor influencia en el cambio climático la tiene el desarrollo de nuestra economía basada en energías fósiles obsoletas y el estilo de vida consumista. Actualmente poseemos el desgraciado poder para modificar el clima. La responsabilidad que tenemos, nos obliga a pensar si somos capaces de sobrevivir a todos los fenómenos aparejados al cambio climático.

Muchas veces no nos damos cuenta cómo los fenómenos atmosféricos (naturales) están relacionados con el cambio climático. Actualmente en África se observa un gran incremento de las zonas desérticas. Esta claro que esto sucede como el resultado de la destrucción de la cubierta vegetal, de la erosión del suelo y de la falta de agua que es un proceso natural. Pero su intensidad depende también del calentamiento global. La desertización afecta no sólo a países en vías de desarrollo –“developing countries”-, sino también los países desarrollados, como por ejemplo: España. Desde hace unos años se observa un gran aumento de zonas secas, donde ya no se puede cultivar la misma variedad vegetal que antes.

Segun los pronósticos de la ONU el riesgo de la transformación en un desierto es del 30 a 60% en España y el 12% de la superficie de Europa. Estos graves cambios pueden provocar guerras por el agua, remontándonos a tiempos prehistóricos en los cuales la gente luchaba por los bienes básicos, como el fuego y el agua.

Otro problema relacionado con el agua es el deshielo de los glaciares. El derretimiento de los hielos del Artico, Groenlandia y Antártida son un indicador muy sensible y peligros de los cambios en el clima que se avecinan.

Esta situación de deshielo acelerado provoca un veloz aumento del nivel del agua en los mares y océanos. El mayor peligro afecta a las islas pequeñas como las Islas Marshall, las islas Tuvalu, Vanuatu y Kiribati pueden desaparecer del mapa en unas pocas décadas cuando el aumento del agua sea bastante grande. Todo ello significa también perder grandes cantidades de agua dulce que se funden en el Mar, cambiando la salinidad y el PH de las corrientes marinas por aumento del dióxido de carbono y por tanto la extinción masiva de especies.

Sin lugar a dudas, la inestabilidad del clima va a generar graves problemas sociales y socioeconómicos. Entre otros, la eliminación de puestos de trabajo en el sector del turismo al invadir el mar las playas y zonas de ocio. Según un estudio científico presentado en el Congreso Binacional de Calidad en las Playas, el mar se come en la costa Atlántica un metro de playa por año. Otra cuestión muy importante es el aumento del poder de los huracanes. Aunque el número de huracanes en el mundo no cambia, por el cambio climatico se incrementa su fuerza y los efectos cada vez son más graves, un terrible ejemplo es el huracán Katrina.

El aumento de temperatura activa el metabolismo rápido de los insectos y bacterias, y les da mejores condiciones para su propagación. Esto puede significar un auge en las poblaciones de insectos y bacterias desde el Sur al Norte. Entre ellas la malaria o el virus Ébola.

Existen varios gases que originan el efecto invernadero. El más importante de ellos es el dióxido de carbono que es el responsable del aumento de la temperatura global. Tiene sus fuentes naturales en: la actividad volcánica, la fauna y flora, etc, pero la mayoría de su emisión viene de la actividad industrial humana, por ejemplo, por la quema de combustibles fósiles o producción de cemento. El segundo gas de efecto contaminante es el metano (excrementos), producido principalmente por las bacterias -resultante de la descomposición anaeróbica de restos vegetales. Las fuentes antropogénicas son la minería, la quema de combustibles fósiles (gas natural), la ganadería, el cultivo de arroz, los incendios, y el almacenamiento de residuos.

Muy importantes son tambien el dióxido nitroso y los hidrocarbonos clorados que han sido utilizados en la refrigeración y el aire acondicionado, en la industria electrónica, en los aerosoles, en la producción de aluminio, o equipos de extinción de incendios.

Los Estados Unidos de América, en el período 1900 a 2002, han producido1.050 toneladas de dióxido de carbono per cápita, China 68 toneladas, e India 25 toneladas. Así, las diferencias en las emisiones históricas son enormes. Mientras tanto, los científicos han calculado que para mantener la situación estable, las emisiones per cápita al año no deben exceder de 2 toneladas. Por tanto, parece que cada país debe tener en proporción a sus emisiones su responsabilidad, porque los efectos del calentamiento global es un fenómeno mundial, y nos afecta a todos nosotros.

No.  País  CO2 en2006[mln toneladas] 2006 r [%] Tonelada/habitante/año
 
1 China 6.018 20,7 3,8
2 EE.UU 5.903 20,2 20,4
3 Rusia 1.704 5,8 10,5
4 India 1.293 4,4 1,2
5 Japón 1.247 4,3 9,8
6 Alemania 858 2,9 9,8
7 Canada 614 2,1 20,0
8 Reino Unido 586 2,0 9,8
9 Korea 515 1,8 9,7
10 Irán 471 1,6 6,3
20 Polonia 303 1, 0 8,0
  Todo el mundo 29.195 100,0 4,4

 

Al efecto de reducir las emisiones de gases contaminantes, los estados han acordado comprometerse para solucionar un problema global. El más importante de los convenios es el Protocolo de Kyoto aprobado en 1997. Kyoto entró en vigor el 16 de febrero de 2005 tras su ratificación por los 141 países que originan un total de 61% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Los países con emisiones más grandes del mundo de CO2 no han ratificado el Protocolo. Lo que supuso su paralización. Sólo la ratificación de Rusia ha dado la posibilidad de su entrada al vigor. Ratficado no significa cumplido.

La movilización civil se ha transformado en organizaciones no gubernamentales creadas por ciudadanos que quieren hacer algo bueno para nuestro mundo; 350 es un símbolo (www.350.org), es también el número del límite superior de seguridad para el dióxido de carbono (350 particulas por metro cúbico). Actualmente superamos los 385 ppm de consecuencias catastróficas y de no retorno al clima actual.

Dejar de emitir CO2 ES IMPOSIBLE, pero reducir la emisión es bastante fácil. Cada uno puede a partir de ahora cambiar sus costumbres y hábitos para cuidar el medio ambiente y prevenir el calentamiento global. Ahorrar energía significa reducir su consumo con los mismos resultados. El bajo consumo de energía tiene un montón de ventajas, se puede ahorrar dinero y al mismo tiempo ayudar al medio ambiente. Lo que podemos hacer como sociedad es buscar fuentes de energía renovable y consumir con educación medioambietal: 1) Apagando el dispositivo si actualmente no está en uso, está claro que es la manera más fácil de reducir el consumo de energía. Pero hay que recordar que cada dispositivo de inicio consume más potencia, así es que no merece la pena apagar la television para 5 minutos. 2) Comprando las bombillas que toman de cuatro a cinco veces menos energía que las bombillas tradicionales. Sino, hay que apagar la luz cuando se sale de la habitación.3) Usando el transporte público. De vez en cuando no es tan cómodo como nuestro propio coche, pero durante la temporada alta, es mucho más rápido. Y no gasta tanta gasolina.4) Utilizando bolsas de tela en lugar de la bolsa de plástico. 5) No pongas la calefacción al máximo. 6) Dejando de usar, por ejempo, los secadores, si no los necesitamos. 7) Cuidando la naturaleza. 8 ) Ahorrando agua.9) Reciclando la basura.

Cambiar los hábitos de vida, aunque sea fácil, puede no ser tarea sencilla. Especialmente si durante toda la existencia humana no pensabamos en el medio ambiente. Pero ahora, cuando somos la sociedad consciente del cambio climático y del calentamiento global, deberíamos hacer un esfuerzo por salvar el clima. Porque salvándolo, salvamos nuestro futuro. Si no lo queremos hacer por la naturaleza, seamos egoístas y hagámoslo por nosotros mismos.

Anuncios

3 comentarios en “SOS la Tierra, SOS nosotros

  1. A propósito de “SOS la Tierra, SOS nosotros” : “Gemido Terrestre”:

    Está que gime la tierra
    Está el hombre oyendo
    pero no quiere escuchar
    Está la tierra agónica
    Está el hombre oyendo
    pero no quiere escuchar
    Está la flora en agonía
    Está el hombre oyendo
    pero no quiere escuchar
    Está la fauna en agonía
    Está el hombre oyendo
    pero no quiere escuchar
    Están los mares agónicos
    Está el hombre oyendo
    pero no quiere escuchar
    Están las montañas sin hielo
    Está el hombre oyendo
    Pero no quiere escuchar
    Está la tierra agónica
    Está el hombre oyendo
    pero no quiere escuchar
    Está que gime la tierra
    Está el hombre oyendo
    pero; no quiere escuchar
    ¿Quien oirá y escuchará al fin?
    ¡Dios y está llorando!

    © 2009 by Luis Ernesto Chacón Delgado

  2. Pingback: Bitacoras.com
  3. Pingback: Trackback

Los comentarios están cerrados.