La FADSP cuestiona el informe sobre la Sanidad española

fadsp logoLa Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) puntualiza las valoraciones que aprecen en el informe sobre sistemas sanitarios de la Health Consumer Powerhouse.
1) El citado informe, de un lobby situado en Bruselas, esta claramente sesgado porque no considera algunos aspectos fundamentales para valorar la asistencia sanitaria como son la accesibilidad y la gratuidad en el momento del uso. De esta manera países donde existen copagos generalizados (Austria, Holanda, Francia, Alemania, etc) obtienen buena puntuación, “ignorando” que los sistemas de copagos impiden a un porcentaje de la población (valorado en torno al 20% en los estudios realizados) el acceso real a los servicios sanitarios por carecer de las cantidades necesarias para ser atendidos en problemas no urgentes, demorando la atención sanitaria sin que se contabilicen como listas de espera. Es decir el problema de las listas de espera no solo no se resuelve en estos sistemas sanitarios sino que se organiza de acuerdo a la capacidad de pago de los pacientes.
2) El Informe esta claramente “mal informado” cuando dice que la excelencia esta situada en los centros privados, salvo que se refiera a aspectos hoteleros y cosméticos. Es perfectamente conocido y fácilmente constatable que la excelencia de la atención sanitaria se sitúa en los centros públicos que son los que realizan transplantes, incluidos los miembros y  cara, de medula ósea, atienden a grandes quemados y politraumatizados etc.

3) Otra cuestión relevante que debe tenerse en cuenta es la que se refiere a si el modelo analizado esta basado en la atención primaria, pues esta ampliamente aceptado que  esta es la que debe adecuar las peticiones de pruebas diagnosticas y terapéuticas y añade un plus de racionalidad a la organización, al tiempo que aporta  calidad, cercanía y accesibilidad a los pacientes en sus contactos con el servicio público.
4) No obstante, es cierto que en España existen unas demoras en atención especializada y en pruebas diagnosticas que no son razonables, y que se dilatan excesivamente, aunque hay que tener en cuenta que son muy distintas dependiendo de las distintas CCAA.
5) Una ultima cuestión que hay que tener en cuenta es que los procesos de privatización de los servicios sanitarios han empeorado notablemente el funcionamiento de la Sanidad Pública, sobre todo en aquellas CCAA donde se ha impulsado de una manera significativa como en Madrid o Valencia, y que era inevitable que este deterioro se hiciera notar sobre el funcionamiento del Sistema Nacional de Salud en su conjunto.
Nuestro sistema sanitario tiene muchos problemas, pero la solución no es una mayor mercantilización del mismo, porque de ahí solo se derivaría un aumento de la inequidad en perjuicio de las personas con menos ingresos y más necesidades sanitarias.

Anuncios