Miles de personas inician la Marcha Mundial


Ayer, 2 de Octubre del año 2009, cuando se cumplen 140 años del nacimiento de Mahatma Gandhi, día internacional de la No Violencia, miles de personas en todo el mundo celebraron el inicio de  la  Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia. En España, se realizaron actos en treinta ciudades y numerosos barrios. Todo el mundo pudo ver las imágenes de la salida del equipo que realizará el recorrido desde Nueva Zelanda hasta Argentina, pasando por más de cien países en tres meses.

En Wellington, el portavoz mundial de la Marcha y de Mundo Sin Guerras, Rafael de la Rubia, pronunciaba un discurso que en pocas horas ha dado la vuelta al mundo y ha sido aplaudido por gente de diversas culturas, creencias y edades. Numerosas actividades, proyecciones y expresiones artísticas y musicales a favor de la paz y la no violencia se han dado cita en colegios, calles, plazas, salas y centros culturales, con el interés de lanzar esta propuesta de movilización social sin precedentes, que exige el desmantelamiento de los arsenales nucleares, el fin de las guerras y el rechazo hacia toda forma de violencia.

Pau Segado, Portavoz de la Marcha Mundial en España ha sido el encargado, en Madrid, de leer Manifiesto de esta Marcha. En este documento, denominado Carta abierta de un ciudadano a los poderosos del mundo, se realiza un llamado a todas las potencias mundiales con armamento nuclear, o en vías de desarrollarlo, para recordarles que “serán los responsables de la atmósfera social que respiremos en los años próximos”.

Estamos decididos”, dijo Segado, “a trabajar por la desaparición de las guerras y la eliminación de la violencia. Este anhelo que la mayoría de los seres humanos han llevado en su corazón desde muy antiguo, hoy cobra un nuevo sentido pues podemos sintonizarnos como una sola voz en todo el planeta. Es necesario desmantelar las armas de destrucción masiva así como reconvertir un sistema económico que produce pobreza, discriminación y muerte. Es necesario salvaguardar la vida para construir un mundo de iguales derechos y oportunidades para todos” .

Acto festivo en la plaza de Sánchez Bustillo, Madrid
Acto festivo en la plaza de Sánchez Bustillo, Madrid

En su discurso, Rafael de la Rubia agradeció a todos los que han hecho posible esta Marcha Mundial que “se fue gestando, de manera suave, sin recursos, sin apoyos de poderes, ni de empresas”. Partió de la organización humanista Mundo Sin Guerras y en poco tiempo se sumaron cientos de organizaciones. El portavoz recordó a los humanistas del mundo, a la red mundial de Alcaldes por la Paz, a Federico Mayor Zaragoza de la Fundación Cultura para la Paz, a la Red de Parlamentarios por el Desarme Nuclear, a la Red Abolition 2000, al grupo SUMMIT de Premios Nobel, a los miles de intelectuales, artistas, académicos, deportistas, que se han sumado a esta iniciativa junto con presidentes, alcaldes y líderes espirituales. Así mismo, mencionó a M. Gandhi y a M. Luther King como exponentes máximos de la no-violencia, y a Mario Rodríguez Cobos (Silo), creador del Humanismo Universalista.

Pero es, de manera especial, el apoyo y la adhesión de las miles de personas de distintas culturas, creencias y edades que se mostraron ayer en todo el mundo, lo que hace posible, por primera vez en la historia, “una gran marcha que recorrerá el mundo conmoviendo la conciencia y el corazón humano”.

 

Anuncios