México: debates y acciones contra desarme nuclear

Miguel D'Escoto, presidente de la Asamblea General de la ONU
Miguel D'Escoto, presidente de la Asamblea General de la ONU

El desarrollo humano como parte de la seguridad mundial y los análisis de los instrumentos actuales de violencia, marcaron, el pasado 9 de septiembre, la segunda sesión de la Conferencia de Desarme de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). El encuentro, que se extenderá por dos días en esta capital, reúne a más de mil 500 personas de 75 países.

Pressenza/ Ciudad de México/ La segunda sesión de la Conferencia de Desarme de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), recibió un mensaje del presidente de la Asamblea General de la ONU, Miguel D’Escoto, en pos de avanzar en la paz del planeta. Refirió que el Tratado Mundial para la no proliferación de Armas Nucleares (TNP), rubricado en 1970, ha sido el marco institucional para la cooperación en materia de control de armamentos y desarme.

Sin embargo, comentó, en la última década las prácticas para impulsarlo han sido pobres. Esta es, en su opinión, la oportunidad de renovar el tema, ahora que figura nuevamente en las agendas internacionales y la sociedad civil se ha organizado en esa lucha.

D’Escoto propuso importantes líneas de acción. Establecer el 2020 como plazo para el desarme es prioritario, tal como lo consideraron los Alcaldes por la Paz en Hiroshima y Nagasaki.

Para esa fecha se cumplirán 75 años de que esas localidades japonesas sufrieron los ataques de bombas nucleares y el 50 aniversario de la firma del TNP.

Por su parte, Miguel Marín Bosch, diplomático mexicano y ejecutor en la creación del Tratado de Tlatelolco, firmado en 1967, hizo un recorrido por los avances científico-técnicos que llevaron a la carrera armamentista mundial.

Justamente el desarrollo de la ciencia fue lo que condujo a la aparición de los tres tipos de armas de destrucción masiva (ADM), las biológicas, químicas y atómicas o nucleares, comentó.

Aunque desde el final de la I Guerra Mundial, la comunidad internacional ha buscado su prohibición, la realidad es que, para lograr el desarme nuclear, resulta menester que las grandes potencias como Estados Unidos comprendan que dichas armas son innecesarias, denunció.

Significa que cuando ese país determina unilateralmente que un arma no debe ser usada, exigirá como estrategia un tratado universal para asegurar que nadie más la utilizará, advirtió.

En tanto, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien visita México, ha expresado su apoyo incondicional a la sociedad civil organizada en la lucha contra el desarme nuclear.

Durante la inauguración de la Conferencia Anual del Departamento de Información Pública de la ONU y las organizaciones no gubernamentales, refirió que la violencia ejercida con armas en la mano es la primera causa de muertes civiles en América Latina.

Según cifras estimadas, en el mundo hay más de 20 mil artefactos nucleares, muchos de los cuales ahora mismo representan un peligro inminente.

Hay retos urgentes, comentó el secretario de la ONU, entre los que figuran la lucha contra las minas terrestres y las bombas de racimo.

Además, los programas internacionales no logran eliminar el tráfico de armas, considerado entre los primeros negocios ilegales más lucrativos del planeta.

La propuesta de Ban Ki-moon es que la humanidad sea un mundo libre de este mal, lo cual no consideró una utopía, sino un reto para la lucha.

Asimismo reafirmó los cinco puntos propuestos para apoyar la coalición internacional en este sentido.

El desarme -dijo- debe mejorar la seguridad de las naciones, verificarse confiablemente, estar basado en obligaciones legales, ser visible para el público y anticiparse a los peligros potenciales de otras armas.

La cita divulgó las cifras de la militarización en medio del actual caos económico mundial.

Tan solo en 2008 hubo cinco mil billones de dólares en gastos militares, alrededor de 200 dólares por cada habitante del planeta, señaló Kiyo Akasaka, secretario general Adjunto de Comunicación por la ONU.

Sin embargo, hay mil millones de personas en la pobreza, según cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), y la mayoría lucha por sobrevivir con menos de un dólar al día.

La conclusión de quienes buscan el desarme es simple: las armas nucleares son intrínsecamente perjudiciales, amenazan la supervivencia del hombre, agravan la inseguridad de los países, y hacen peligrar la existencia de las naciones.

Estas deben ser, según plantean, el punto de partida para los esfuerzos y acciones. Hace 64 años el mundo era una zona libre de armas nucleares, solo con la acción conjunta podrá volver a serlo, concluyeron.

http://www.prensa-latina.cu

Anuncios

Un comentario en “México: debates y acciones contra desarme nuclear

  1. Pingback: Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.