Eurodiputados y alcaldes rechazan la “Star Wars” en Europa

El pasado miércoles 18 de febrero, 40 alcaldes checos y una nutrida delegación del movimiento no-violento europeo viajaron a Bruselas para encontrarse con senadores belgas y miembros del Parlamento Europeo para protestar contra el proyecto -de la pasada administración Bush- de instalación en la Republica Checa y Polonia del llamado ¨Escudo Estelar.

Convocados por Europe for Peace y el movimiento no-violento checo, llegaron cientos de manifestantes en autobuses desde la Republica Checa asi como representantes de movimientos sociales europeos, como Alcaldes por la Paz, Pax Christi o Mundo sin Guerras.

Frente a la sede del parlamento europeo desfilaron ¨Los Invisibles¨, cientos de personas vestidos de blanco que simbolizan a la mayoría de la población europea que no es consultada ni escuchada en las decisiones que les afectan. Al mismo tiempo, y en simultáneo, grupos humanistas y pacifistas se movilizaban en las principales capitales europeas y en Latinoamérica, frente a sus Parlamentos, en apoyo a los pacifistas checos.

Éste es un paso más de la campaña que comenzó en el 2007, ante la noticia del proyecto para instalar un radar en la región checa de Brdy, por parte de la administracion Bush. La decisión se tomó bilateralmente con el gobierno checo, sin consultar a la población ni a los socios europeos.

Tras el encuentro en el senado belga, los senadores y diputados presentes tomaron con interés la protesta de los pacifistas checos, comprometiéndose a presentar una moción en el parlamento contra el escudo estelar.

Jan Tamas, el joven lider del movimiento no-violento checo, manifestó “Hoy por fin estamos en el lugar adecuado para hablar sobre este tema, ya que la instalación del radar no es un problema sólo del pueblo checo, puesto que compromete la seguridad de toda la poblacion europea“. Por su parte, Jan Neoral, portavoz de la liga de alcaldes contra el radar, aseguró que “hoy se oye en Europa la voz del pueblo checo, ya que el 70% de la poblacion y 13 de los 14 presidentes regionales estan en contra de este proyecto“.

Los casi 20 europarlamentarios, presentes en el encuentro realizado en la sede del parlamento europeo, manifestaron en sus intervenciones su preocupacion por el grave problema que suponen estas instalaciones militares que, además de inutiles para la defensa real de Europa, ponen en evidencia la necesidad de una política defensiva común e independente en la UE.

Luisa Morgantini, vicepresidenta del europarlamento, llegó a afirmar “que el actual gobierno checo esta minando los fundamentos de la construccion de la Europa unida“.

Por otro lado, diversos lideres pacifistas europeos mostraron su apoyo a Jan Tamas, ante la campaña de difamación realizada contra él por parte de la prensa checa, y denunciaron la pasividad europea en materia exterior y de defensa, al estar a expensas de las decisiones de otras potencias.

Finalmente, Giorgio Schultze, Portavoz de Europe for Peace, advirtió del peligro que supone para Europa esta instalación militar, siendo una provocacion directa contra Rusia, con el riesgo de volver a una nueva carrera armamentística y a una nueva guerra fría. Señaló “el camino, por el contrario, ha de ser el desarme progresivo y la desaparición inmediata de todo el arsenal nuclear. En este sentido, apoyamos la declaraciones a favor del desarme nuclear del presidente Obama y le pedimos que dé un paso más, retirando este proyecto” y acabo haciendo un llamamiento para crear conciencia en contra de la violencia, invitando a todos los presentes a sumarse a la Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia que, a partir del proximo 2 de octubre, recorrerá el planeta pidiendo el desarme nuclear, el fin de las guerras y de toda forma de violencia.

Tanto en Barcelona como Madrid hubo actos paralelos de apoyo. En la capital, se llevó a cabo una concentración de “Invisibles“ y Pau Segado, portavoz español del Nuevo Humanismo, hizo entrega de sendos escritos ante el Congreso de los Diputados y ante la Oficina del Parlamento Europeo, pidiendo que se discuta públicamente este proyecto que afecta a la seguridad de todos los europeos.

Anuncios