La comunidad escolar del Mirasierra logra parar el proyecto que derribaba su instituto

Tras varios meses de movilizaciones de padres, madres, alumnos y profesores del instituto Mirasierra para evitar su derribo, la Comunidad de Madrid ha cancelado el proyecto de alargar la línea 9 (que debía pasar por el centro educativo) y abrirá un nuevo concurso con un recorrido alternativo.

Tras un comienzo de curso marcado por la inquietud de perder su centro, los familiares, alumnos, AMPAS y profesores del I.E.S. Mirasierra por fin pueden respirar tranquilos tras el anuncio de Ignacio González, portavoz de la Comunidad de Madrid, de que su centro no será derribado a causa del proyecto para alargar la línea 9 de metro.

Durante varios meses, la comunidad escolar del centro ha movido todo lo que ha podido mover: concentraciones semanales frente a su instituto, recogida de firmas, creación de un blog de denuncia, visitas al Defensor del Menor, al consejero de Infraestructuras, hasta la convocatoria de una manifestación que movilizó a más de dos mil vecinos del distrito. Todo para evitar el derribo del instituto y unas obras de ampliación del metro a cielo abierto que afectarían al colegio de primaria que quedaría en pie, además del traslado de los estudiantes de secundaria a un centro todavía sin construir en el barrio de Montecarmelo.

La Comunidad de Madrid ya está trabajando en la elaboración de un nuevo proyecto alternativo de metro para la zona, que alargará con dos kilómetros más la línea 9, beneficiando a cerca de 28.000 personas de la parte norte del distrito.

Anuncios