La inmigración vista desde Canarias

roberto-webOlga Pardo / Roberto García Fernández es abogado en Santa Cruz de Tenerife. Trabaja para MPDL Canarias (Movimiento por la Paz, el Desarrollo y la Libertad en Canarias) y para los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. Por su trabajo como asesor jurídico a inmigrantes, vive de cerca la realidad de este colectivo cuya situación y necesidades da a conocer a través de su blog “Inmigración, una oportunidad”.

En la foto Sheikh Mousa (asesor del CITE-CCOO de Lanzarote-Canarias) y Roberto García

 

 

 

 

PREGUNTA: La inmigración es una oportunidad para…

ROBERTO: …Todos/as. Las migraciones conllevan y promueven el contacto entre personas con maletas llenas de vivencias, emociones, cultura y amor. Con la escucha mutua y el diálogo entre personas se favorece el conocimiento más allá de “nuestro ombligo” y el descubrimiento de las virtudes y principios de otros pueblos. Para mí, la inmigración ha significado una suerte de viaje astral por todo el mundo sin desplazarme de la Isla.

Las personas migrantes me han trasmitido valores casi extinguidos en nuestra sociedad como el esfuerzo, el tesón, la constancia y principios universales como el respeto a la familia. Para los migrantes es una oportunidad para cumplir sus expectativas, su proyecto de vida y para redescubrir y valorar lo que dejaron atrás y, cómo no, para empaparse de los aspectos positivos de nuestra cultura e idiosincrasia. La inmigración es una oportunidad para amar más allá de las fronteras.

PREGUNTA: ¿Por qué crees que se vive la inmigración como un problema?

ROBERTO: Porque así lo ha querido el “stablishement” (conjunto de dirigentes o personas que ostentan el poder económico, social y político). A esta clase no le afecta directamente el fenómeno de la inmigración, pero le interesa utilizarlo como chivo expiatorio para camuflar las injusticias que provoca un poder que sigue los dictados neoliberales o capitalistas. De lo que se trata es de crear una cortina de humo con el fenómeno inmigratorio para combatir cualquier argumento que haga dudar de las “virtudes” del sistema; para ello se culpabiliza a los “otros” de ciertos problemas que generan unos cuantos con nuestra aquiescencia. La táctica utilizada por el “stablishement” para ejecutar este plan maestro son los estados de opinión contrarios a la inmigración que aquél va creando de manera pertinaz. El resultado de esta labor se refleja en los barómetros de opinión anuales. Los medios que emplea el “stablishement” para generar miedo y culpabilizar al “otro” de los males de nuestra sociedad son de distinta índole. Se pueden resumir en tres: los medios de comunicación, el discurso político y las normas.

PREGUNTA: Canarias es una puerta hacia Europa para los inmigrantes, ¿sabes cuánta gente llega habitualmente a las islas? ¿cómo viven esto los canarios?

ROBERTO: Es imposible saber la cifra, porque debemos tener en cuenta que Canarias es un destino turístico, y como tal las personas inmigrantes que entran con motivaciones distintas a las de hacer turismo se camuflan en las cifras de los visitantes que se consideran turistas.

En el mes de julio de este año visitaron la isla de Tenerife 241.401 personas extranjeras y a nivel regional al año entran nada más ni nada menos que 9 millones de turistas. Un modo de acercarse a la verdadera cifra sería cotejar las cifras de “turistas” llegados y las personas que se empadronan sin autorización de residencia y trabajo.

Los canarios vivimos con normalidad dicha situación, ya que somos un pueblo con memoria y con raíces migratorias. Todo canario/a tiene un familiar que ha emigrado. Nuestros/as antepasados no muy lejanos (abuelos/as, tíos e incluso madres y padres) tuvieron que emigrar incluso de forma “clandestina” hacia muchos lugares de Latinoamérica. Cierto es que cuando el desempleo aumenta y se acucia la crisis económica o cuando hay un hecho puntual de inseguridad ciudadana en la que se ve envuelto una persona inmigrante se suele culpabilizar al colectivo inmigrante de dicha situación, siempre alentados por algunos medios de comunicación alarmistas.

PREGUNTA: ¿Dirías que Canarias es una región multicultural? ¿Qué significado tiene eso para ti?

ROBERTO: A medias, nos queda un largo camino que recorrer. En Canarias durante toda su historia y más concretamente en los últimos 20 años han confluido innumerables colectivos y culturas que han hecho que la sociedad canaria se enriquezca pero no se ha conseguido interrelacionar las diferentes culturas que convergen en las Islas como un todo homogéneo y conservar, vivir y expresar sus diferencias junto a otras culturas. Las culturas coexisten pero hay superposiciones. Lo ideal sería, para hablar de multiculturalismo, que exista convivencia política pero manteniendo y protegiendo las diferencias como un valor. La identidad canaria impuesta y sobredimensionada por los políticos/as hacen que la confluencia de otras culturas se vea como “folclore” propiciando los encuentros sólo para “comer y bailar”, pero no se va mucho más allá, al trasfondo de la cuestión, el conocimiento y respeto por las demás culturas.

PREGUNTA: ¿Cómo es la situación de los inmigrantes en tu ciudad? ¿Hay una integración mutua (entre inmigrantes y gente del lugar)?

ROBERTO: Las personas inmigrantes están totalmente integradas en el ámbito convivencial, pero tienen serios problemas para regularizar su situación administrativa o para mantener sus permisos de residencia y trabajo en regla (renovaciones), ya que la economía sumergida está muy arraigada en todo el entramado socio-ecónomico de las islas.

Era fácil encontrar, hasta hace poco, trabajo en la economía sumergida, pero casi imposible que los empresarios/as ofrecieran la posibilidad de materializar contratos en regla para que las personas extranjeras regularicen su situación. El marco jurídico y los innumerables requisitos en la oficina de extranjeros exigidos tanto al extranjero como al empresario hacen que la bolsa de extranjeros/as en situación administrativa irregular sea creciente ya que no se tiene en cuenta las condiciones socioeconómicas de Canarias. Y cuando algunos empresarios estaban dispuestos a regularizar a personas extranjeras, la burocracia, los excesivos requisitos exigidos y los plazos desaniman los intentos. Por ello no hay una integración efectiva, sin “papeles”, porque las personas inmigrantes se ven abocadas a aceptar condiciones desiguales en todos los ámbitos de la vida cotidiana (arrendamientos, contratos laborales, etc.).

Los chicharreros/as (tinerfeños) llevan muy bien la interrelación con las personas inmigrantes, porque sabemos que son gente trabajadora y nos unen lazos culturales (música, tradiciones, etc.). No obstante, como explique antes, en determinados momentos la intoxicación que realizan algunos medios, hace que se crispe esa relación, apareciendo episodios aislados de racismo y xenofobia (alguna manifestación exigiendo la Ley de Residencia y alguna agresión puntual).

Pienso que al final del camino a pesar de que haya “innumerables tropezones”, el amor y el entendimiento harán que la ciudad de Tenerife se convierta en mestiza y divertida (se están consolidando muchas parejas mixtas desde temprana edad desde el colegio, universidad y en el ámbito laboral).

PREGUNTA: ¿Qué política está siguiendo actualmente el gobierno regional?

ROBERTO: El Gobierno regional actúa con una doble vara de medir, por un lado destina presupuesto para que las ongs, sindicatos y administraciones locales atiendan a las personas inmigrantes y para la integración de los mismos. Los ayuntamientos y cabildos son competentes para integración de las personas inmigrantes pero sus recursos son escasos, muchas veces dependen de la subvención que destina para ello el Gobierno de Canarias, por lo que los servicios de atención para la población inmigrante no tienen continuidad.

Por otro lado el gobierno y sus dirigentes mandan constantes mensajes a la sociedad canaria culpabilizando de los males autonómicos (pobreza, empleo) a las personas migrantes (ley de residencia, Plan de Empleo Canario -donde se priorizará la contratación de canarios-)

PREGUNTA: ¿Qué opinas de las recientes declaraciones del ministro de trabajo y de las respuestas de la vicepresidenta y la oposición?

ROBERTO: Las declaraciones del Ministro me parecen muy peligrosas, porque está asociando paro con inmigración, como si las personas inmigrantes tuvieran la culpa que los puestos de trabajo fueran ocupados por éstos en detrimento de los autóctonos. La contratación en origen se decide en una mesa tripartita y son los agentes sociales (COE, Sindicatos), los que detectan la necesidad o no de la ocupación de parte del mercado. Con sus declaraciones desautoriza a los agentes sociales y busca un chivo expiatorio en el fenómeno migratorio para culpabilizar de los males de la economía.

La Vicepresidenta, ejerciendo su labor de gobernar, aclara y desautoriza al Ministro, pero el mensaje ya está lanzado y ha calado en la sociedad. Al final creo que todo es una estrategia mediática consensuada por todos los miembros del Gobierno, uno hace de “poli malo” y la otra de “poli buena” pero al final las sirenas han sonado y el culpable es el de siempre, la persona inmigrante.

Y la oposición desconcertada y contenta.

PREGUNTA: ¿Por qué la nueva directiva de retorno es una “vergüenza”?

ROBERTO: La Directiva pone en marcha procedimientos de privación de libertad como respuesta a una mera estancia irregular de un ciudadano en Europa (una falta administrativa), es decir “caminar” o “buscarse la vida” es tratado como un delito.

Son procedimientos arbitrarios, puesto que pueden ser adoptados sin control jurisdiccional por autoridades administrativas. Toda la normativa que contribuya a ensanchar el rechazo hacia las personas inmigrantes cuando insiste en regular el fenómeno de la inmigración desde la perspectiva del control de los flujos migratorios, y prevale ésta regulación sobre aquellas que ponen el acento en medidas expresas para la integración de las personas inmigrantes es peligrosa y vergonzosa.

Pero lo peligroso del debate es la manipulación que se hace sobre la Directiva de la Vergüenza, cuando se habla que no se aplicará en España porque la normativa interna es mucho más garantista que la discutida y manida Directiva.

Lo vergonzante e inaceptable es la aplicación que se está haciendo de la normativa de extranjería. En la actualidad, las oficinas de extranjeros, los Consulados y muchos jueces están aplicando la normativa de manera totalmente discrecional, por no decir, que se están saltando a la torera los preceptos legales y reglamentarios que desarrollan los derechos de las personas extranjeras.

PREGUNTA: ¿Con qué sociedad futura sueñas y qué estás haciendo para conseguirla?

ROBERTO: Sueño con una sociedad sin barreras mentales, justa y solidaria, donde prevalezca la comunicación reciproca entre los pueblos para favorecer el amor entre los ciudadanos/as.

Respecto a lo que estoy haciendo para mejorar la sociedad futura, es sencillo y a la vez difícil por los tiempos en que vivimos: “amar y gritar cuando me hieren el alma”. Hoy, pido y promuevo a la sociedad civil que aclare sus gargantas para gritar contra las injusticias sociales.

Anuncios

Un comentario en “La inmigración vista desde Canarias

  1. Lutter contre l’immigration illégale
    en appliquant un plan Marshall

    Jour après jour et parfois plus fréquemment, le flux d’immigration de l’Afrique vers l’Europe se présente comme un problème qui ne cède pas aux solutions, un fait négatif qui répercute les manières politiques, économiques, sociales et culturelles de l’Europe. La nécessité de revendiquer un point de vue différent à la vision collective pessimiste et chargée de préconcepts répétés systématiquement, et de favoriser l’intégration de nouvelles cultures dans les sociétés des pays Européens, a incité quelques ONG à penser à de nouveaux mécanismes pour générer la conscience de ceux qui jugent négativement l’immigration, un processus qui, n’oublions pas, est intrinsèque étant être humain et il a été développé le long de toute l’histoire de l’humanité, dans différentes époques et cultures. Parce que l’immigration, non seulement elle transporte des pénuries pour ceux qui arrivent et des préjugés pour ceux qui accueillent, mais elle aide à porter une série de gains et de richesses, pour les uns et pour les autres, qui sont rarement tenus en compte par les habitants de chaque pays Européen. En effet, quelques ONG en Europe ont pour objectifs de prendre conscience des difficiles conditions de vie dont souffrent certains pays Africains et en particulier les pays subsahariens, en dirigeant leurs travaux envers les groupes avec de plus petites possibilités et un plus grand risque d’exclusion, comme c’est le cas de l’enfance, la femme, les personnes les plus âgées. Depuis longtemps, ces ONG ont développé plusieurs projets de coopération et de développement comme « Femmes pour la vie », dont l’objectif a été la mise en marche d’une exploitation agricole gérée complètement par des femmes ; le projet socioéducatif « Solidaires des pauvres » qui offre un appui scolaire aux fils de mères travailleuses. Ainsi des services de réhabilitation physique, aide psychologique et orientation familiale pour enfants qui ont des handicaps de familles de faibles revenus. Mais cela ne suffira pas car :

    * Premièrement, il faut avoir une réflexion concrète de la société Européenne autour du phénomène de l’immigration, et la compréhension de ce phénomène comme quelque chose de positif et enrichissant, un fait qui apporte une évolution et transformation des peuples et cela au moins pour les immigrés qui vivent actuellement en Europe.

    * Deuxièmement, il faut penser à une immigration légale comme celle des Etats-Unis avec la carte de résident permanent plus connu sous le nom de green card (carte verte). 50000 personnes, avec leurs familles, pourront vivre et travailler aux Etats-Unis. Il s’agit d’un programme officiel du gouvernement des Etats-Unis. Pourquoi pas la même chose en Europe avec une carte bleue.

    * Troisièmement, en thermodynamique, quand il y a deux corps de température différente, l’un en contact de l’autre, la chaleur passe du corps le plus chaud à celui le moins chaud jusqu’à obtenir un équilibre thermique. Il est vrai que la température de la mer entre l’Afrique et l’Europe descend parfois, mais en réalité ce qui descend au fond de cette mer ce sont les corps des Africains et ce qui est certain c’est que l’immigration clandestine n’est pas la solution adéquate. Les Africains pensent que l’appui et l’aide de l’Europe doit avoir pour but principal la lutte contre les réseaux d’immigration irrégulière et cela au moins pour éviter le trafic illégal de personnes dans cette période critique et finir avec ce flux d’humains et le plus grand nombre de morts trouvés à chaque fois. La chaleur qui doit passer de l’Europe vers l’Afrique doit être la chaleur socio-économique, agroalimentaire et industrielle qui permet de pousser le développement des pays Africains dans tous les domaines. Donc, il serait souhaitable que les Européens appliquent d’urgence un plan Marshal en Afrique pour améliorer les conditions de vie dans ce continent et par conséquent, réduire ou stopper définitivement l’immigration illégale.

Los comentarios están cerrados.