Contra la directiva de la vergüenza

(Foto Javier Vilaplana)

La Coordinadora Nacional de Ecuatorianos en España denuncia la aprobación de la Directiva de Retorno aprobada por la Unión Europea

La Directiva de Retorno aprobada por la Unión Europea permitirá retener hasta durante 18 meses a los inmigrantes que no dispongan de documentación legal. Se trata de una nueva barrera entre los pueblos, una nueva muestra del intento de Europa por desentenderse de su responsabilidad con la pobreza del mundo.

 

“La Coordinadora Nacional de Ecuatorianos en España expresa su rechazo a la normativa de la Unión Europea, llamada la “Directiva de Retorno”. Esta “Directiva de la Vergüenza” es un instrumento a través del cual se justifica la persecución, la detención y la prisión, y que somete a los inmigrantes a cumplir entre 6 y 18 meses de tortura física y psicológica en los mal llamados “Centros de Internamiento para Extranjeros CIE” para culminar el vejamen con la repatriación. 

Son normas y aplicaciones que no se corresponden ni con los momentos de cambio que vive la humanidad del siglo XXI ni con los instrumentos legales acordados en las convenciones internacionales; son procedimientos que denigran y humillan la dignidad de los seres humanos; constituye una agresión a los principios fundamentales de convivencia armónica entre las personas. Esta medida inhumana restringe las libertades y, lo que es más grave, criminaliza al inmigrante y a las personas que carecen de los bienes y servicios indispensables para vivir con dignidad. Lo cual quiere decir que, a partir de ahora, será un crimen la pobreza y el ser pobre.  

Pero ellos no se han preguntado dónde nace está pobreza. ¿Acaso no son los que ahora se escudan en estas normativas los que colonizaron los territorios de los “inmigrantes”? ¿Han perdido la memoria? Son ellos los que generaron no sólo la pobreza, sino la miseria desde su ambición incontenible y explotaron las riquezas naturales, depredaron la madre naturaleza e intentaron diezmar las múltiples culturas, pueblos e identidades. Por tanto, la pobreza y la crisis tienen su explicación. Se originan en las colonias y con los colonizadores. Fue precisamente entonces cuando desde Europa emigraron, invadieron y colonizaron a los pueblos de América, África y Asia. 

Manifestamos nuestro repudio y condena a la normativa de la Directiva de Retorno porque es la continuación de los vejámenes, del saqueo y del crimen contra el derecho a la vida; lo resuelto por el Parlamento Europeo es una monstruosidad que se inscribe en las páginas del horror de la historia humana. 

Por ello, hacemos un llamado a todas las organizaciones y personas afectadas a rechazar enérgicamente y protestar contra esta vergüenza. Del mismo modo, apelamos a los Gobiernos de Europa y de los Continentes, origen de los inmigrantes, a las Autoridades e Instituciones Internacionales de Derechos Humanos, a las Naciones Unidas, a los Estados democráticos y humanitarios y exigimos respuestas dignas y humanas, a fin de que cesen de una vez por todas, estas concepciones y prácticas de discriminación, el racismo, la xenofobia y la exclusión”.

Anuncios