La Fiesta del Cordero

fiesta-cordero

Sultana Mouchad / Cuarenta días después del mes de Ramadán se celebra el Aid al Adha (fiesta del sacrificio) o Aid al Kebir (fiesta grande). Es la celebración más importante del calendario islámico, que conmemora el sacrificio que ofrendó Abraham después de que Dios le ordenara sacrificar un cordero en lugar de su hijo.

Durante la fiesta del cordero se reencuentran los familiares, amigos, vecinos; los niños se ponen muy contentos pues estrenan ropa y reciben regalos, se degustan los pinchos del sacrificio con pasteles y té con hierbabuena.

En Marruecos, cada familia tiene en casa su propio cordero y el día de la fiesta va el carnicero de casa en casa sacrificando a los animales. Es un día de trabajo intenso para los carniceros. Algunas familias hacen la matanza del cordero con la ayuda de todos los hijos o parientes masculinos.

Una característica importante de la fiesta es compartir la comida con aquellas familias que no tienen cordero y que durante el año no pueden comer carne habitualmente.

Básicamente es un día para compartir, para celebrar en familia y hacer regalos a los niños.

En España es bastante diferente. Por una parte, aquí puede que el día de la fiesta del cordero (que se define por el calendario lunar) sea un día laboral, por lo que puede ser difícil reunirse. El cordero se compra en alguna carnicería islámica, formándose largas colas de compradores. Y el animal se sacrifica en los mataderos y no en el lugar donde se compra.

La gente se reúne a celebrarlo con la familia o con amigos, porque la familia está en el país de origen. Muchas personas que no tienen familia aquí, o están solas, no hacen la celebración y pasan el día como otro cualquiera.

Anuncios